Mi última adquisición ( la Yashica Mat-EM)

Yashica Mat-EM

Yashica Mat-EM

No hace mucho que le compraba a uno de los vendedores habituales del mercadillo londinense de Camden Town esta Yashica Mat EM. Creo que a muy buen precio, concretamente 80 libras. Es cierto que la compra tenía cierto riesgo, pues este vendedor  no está ni muchos menos especializado en fotografía,  y la prueba es que en su tienda hay objetos de lo más variados. Así pues la cámara estaba sin testar y la vendía sin ninguna garantía de funcionamiento, aunque con opción de devolución.

A simple vista la óptica no tenía arañazos ni rastro de hongos, lo cual es un buen punto de partida. El fotómetro parecía reaccionar a la luz, aunque claro imposible saber si lo hacía con precisión, pero eso no me importaba demasiado.

Algo muy importante si compras una cámara antigua, con intención de usarla, a parte del estado de la óptica, es la respuesta del obturador, pues este es el elemento que mejor determina la antigüedad y uso que se le ha dado a la cámara. Naturalmente son necesarias pruebas de laboratorio para comprobar si este responde con precisión a las diferentes velocidades, pero una simple prueba realizada sobre la marcha, nos puede dar una idea, de si el estado es más o menos aceptable. En este sentido tendremos que centrarnos, sobre todo, en comprobar las velocidades de obturación más lentas, que en el caso de esta Yashica es de 1 segundo, pues a estas velocidades, y si el obturador está muy machacado, es habitual que incluso se quede pillado.

Ya tengo una cámara de características muy parecidas, es decir de formato medio  y objetivos gemelos, una cámara por cierto muy asequible y que da una buena calidad, se trata concretamente de la Segur (6×6), pero lo cierto es que ya está muy machacada, y después de diferentes arreglos que le he tenido que ir haciendo a lo largo de los años, no ofrece mucha fiabilidad. La Yashica desde luego es otra cosa en lo que a calidad de construcción se refiere y al menos teóricamente también en cuanto a óptica, que es este caso es Yashinon, la misma que monto Yashica hasta el final de la producción de los modelos posteriores de este tipo de cámaras.

Una de las cosas que me gusta de esta cámara es su fotómetro de Selenio, un tipo de fotómetro que no necesita batería y que tiene una precisión aceptable, sobre todo para blanco y negro, y con una gran longevidad. Posteriormente salieron los más precisos de  sulfuro de cadmio (Cds) que Yahsica montón en modelo posteriores, pero prefiero este, me gustan las cámaras totalmente mecánicas y que no necesitan baterías para su funcionamiento.

Evidentemente no es una Rolleyflex, pero la Yashica es una cámara con una buena calidad de construcción y una buena óptica, que puede hacer las delicias de los que gustamos de este tipo de fotografía. E incluso para los que no…

no me podréis negar que es una belleza de cámara.

¿Problemas de enfoque? ¿Sabes si tu objetivo es parafocal?

Si usamos el enfoque manual, o si tenemos disociado el enfoque del disparo, algo muy habitual en fotografía de naturaleza, el conocer si nuestro objetivo es parafocal o varifocal es algo imprescindible para saber como debemos actuar si queremos conseguir fotos debidamente enfocadas.

En este vídeo explico una prueba para determinar si nuestro objetivo es parafocal o varifocal.

Y aquí dejo las dos fotos que realice durante la prueba, a las que hago referencia en el vídeo, y en las que queda claro que  el objetivo usado en esta ocasión no era parafocal.

Enfoque y disparo con diferentes longitud focal.

Enfoque y disparo con diferentes longitud focal.

 

Enfoque y disparo con la misma longitud focal.

Enfoque y disparo con la misma longitud focal.

 

Comparativa de las dos imágenes del objetivo parafocal enfocando con diferentes focales

Comparativa de las dos imágenes del objetivo parafocal enfocando con diferentes focales

Trabajando con la realidad virtual. (Cuento con tu opinión y/o colaboración)

Imagen inmersiva o circular, del Molino de Molemocho (Tablas de Daimiel)

Imagen inmersiva o circular, del Molino de Molemocho (Tablas de Daimiel)

Tal cómo ya dije en una de mis entradas: fotografía inmersiva (he vuelto), después de haber dejado hace ya muchos años de trabajar con fotografía  inmersiva, o circular, y que ahora se denomina VR; en un primer momento porque los equipos no eran suficientemente potentes para que los desarrollos se movieran con soltura; y más tarde, porque de repente todo el mundo hacia 3d y pensé que el tema estaba sobresaturado. Ahora, con equipos mucho más potentes, incluso dispositivos móviles con una gran capacidad de proceso, y el nacimiento de nuevos dispositivos como gafas VR, Joystic por Bluethooth, etc., me estoy volviendo a reconciliar con estas tecnologías.

Bueno y no quiero dejar de mencionar los antiguos problemas de incompatibilidad entre diferentes plataformas, sistemas operativos y navegadores, que hacía complicadísimo escribir siquiera unas pocas lineas de código que funcionaran de la misma manera en todos los casos posibles. Ahora todo esto ha quedado prácticamente superado, con standares como el html 5 y el desuso de tecnologías propietarias.

El caso es que como digo vuelvo a ver las posibilidades de estas tecnologías, y para empezar he comenzado a incluir en algunas de las imágenes que ya tenía puestas en el blog, y que por cierto tienen miles de visitas en Google Maps, algunas mejoras, como soporte para dispositivos giroscópicos. Esto es, ni más ni menos, que si las ves desde un dispositivo con giroscopio, algo que tienen prácticamente todos los móviles actuales, pues no es necesario ni siquiera tocar la pantalla, sino que puedes girar el móvil hacia  los lados, hacia arriba, o hacia abajo, y la imagen girará por si sola hacia donde orientes el móvil.

La imagen del principio, y la del final son enlaces a las últimas entradas en mi galería de imágenes inmersivas. Y aquí tienes un enlace a la página donde están todas ellas: Galería de imágenes inmersivas.

Esta pequeña mejora, es un paso previo, para más adelante introducir lo que será la visualización mediante gafas de visión virtual VR, en lo que estoy trabajando ahora.

Pero en realidad, esto sería muy aburrido, si no fuera por lo que tengo en mente, que es explotar esta tecnología de un modo mucho más creativo. Ideas que aún tengo que madurar, y desarrollar, pero que poco a poco iré introduciendo.

Si se te ocurren cosas que podrían hacerse y quieres colaborar con migo en algún proyecto de este tipo, ya sea de tipo comercial, cultural, o simplemente por pasar el rato. O si sencillamente quieres estar al tanto de las novedades que vaya incorporando, y  sobre todo, si estás dispuesto/a a dejar tu opinión, lo cual para mí será muy importante para ver por donde tirar; lo mejor sería que te suscribieras por correo a las actualizaciones del blog. No te preocupes, recibirás muy pocas notificaciones, yo mismo soy totalmente contrario al spam y a los correos masivos. Desde aquí puedes hacerlo:

 


Imagen inmersiva o circular, del Centro de Interpretación del Agua, de Daimiel

Imagen inmersiva o circular, del Centro de Interpretación del Agua, de Daimiel

 

Nueva Olympus OM-D- Si te gusta la fotografía nocturna, vas a alucinar.

Sesión de fotos con la OLYMPUS OM-D E-M1 Mark II

Sesión de fotos con la OLYMPUS OM-D E-M1 Mark II

En el congreso de Aefona, celebrado en Antequera esta semana, tuve la oportunidad de probar la nueva cámara de Olympus la OM-D E-M-1 MarII.  O un prototipo de ella. Ya que la cámara saldrá al mercado posiblemente a lo largo de la semana que viene  para aprovechar el tirón de las navidades.

Tengo que agradecer a los chicos de Olympus, que no sólo nos dejaron de verla y manusearla, sino de salir a realizar fotos de verdad, en ambiente nocturno y tengo que añadir que incluso con niebla y mucho frío. Y es que lo que esta cámara es capaz de hacer no te lo crees, o no lo entiendes si no lo ves. Leer más…

La kiev 4

Cámara Kiev 4

Cámara Kiev 4

Hace unos días me topé en un mercadillo de segunda mano de Estremoz (Portugal), con la cámara que ahora os presento, y que ya ha pasado a engrosar mi pequeña colección de cámaras antiguas (vintage que llaman ahora).
Se trata ni más ni menos que de una Kiev 4 con objetivo Helios 103 de 50mm f.2 . Estas cámaras, son de fabricación rusa, concretamente fueron fabricadas en la factoría de Arsenal en Ucrania, siendo una copia de las famosas cámara Contax. Y sobre su producción hay una larga historia, que básicamente puede resumirse en que fue una de las compensaciones que después de la segunda guerra mundial tuvo que hacer Alemania a Rusia. Las líneas de producción de Contax se llevaron íntegramente Arsenal, incluyendo ingenieros y material de Contax. De hecho en algunos componentes de las cámaras Kiev aparece la marca Contax, aunque según el acuerdo de postguerra la URSS no tenía derecho a usar esa marca.
Este modelo es uno de los últimos que se produjeron “el tipo 4” y según el número de serie, que viene en la parte superior de la cámara, en la zapata del flash y debajo de la inscripción de “hecho en la URSS” (en caracteres cirílicos), se deduce que el ejemplar que he adquirido fue fabricado en 1977.
La cámara es telemétrica, y curiosamente el telémetro se regula con gran suavidad mediante una ruedecita situada en la parte superior del cuerpo.
El fotómetro, de selenio, funciona perfectamente por lo que he podido comprobar, lo cual da muestra de la calidad de los materiales que se utilizaban anteriormente en la fabricación de estos aparatos.
El obturador es de cortinilla metálica de sincronización vertical, es el primero que veo con este tipo de sincronización, lo cual le permite sincronizar el flash a la astronómica velocidad de 1/25 seg. 🙂 🙂 :-).
Ya estoy deseando poner un carrete y tirar algunas fotos, que pondré por aquí.