Turistas – Diario fotográfico 2018 (9/11/2018)

Una pareja de turistas orientales fotografiando el reloj de la Plaza Mayor de Ciudad Real

Es difícil viajar hoy a cualquier sitio donde no te encuentres con otros turistas. Gente viajando simplemente por el placer de viajar y que acostumbran a llevar sus cámaras digitales o móviles para hacer fotos. Claro que los turistas de hoy en día no tienen nada que ver con los viajeros de otros tiempos, con los fotógrafos que recorrían el mundo para mostrarnos todos sus rincones, muchas veces de lugares inexplorados. Pero incluso sin hablar de fotógrafos o aventureros, la gente que viajaba simplemente por curiosidad, por conocer otras gentes y países, tenían otro concepto del viaje. Un viaje era una aventura y a veces lo importante no era el destino sino el viaje en sí. Cuesta imaginarse eso hoy en día, cuando, por poner un ejemplo, ves a la gente irritarse porque su vuelo se ha retrasado quince minutos o unas horas, da igual, y hay  esperar en un aeropuerto en el que por cierto hay toda clase de servicios y comodidades, o al menos sin tener que aguantar a la intemperie, muchas veces en climas hostiles y posiblemente con temor a quedarse con las contadas provisiones que se habían preparado para el viaje. U ofuscarse porque el hotel que se había contratado previamente no tiene un buffet a la altura de las expectativas.

En otro orden de cosas. También me llama la atención que cuando hacemos fotos de viajes solemos intentar eludir, no sé si apropósito o de forma inconsciente la presencia de turistas en nuestras imágenes. Son muchos los fotógrafos, profesionales o aficionados, que realizan fotos de aborígenes del lugar visitado, pero como digo pocas veces se retratan a los propios turistas, y eso que muchas veces sus formas de actuar y sus reacciones suelen ser muy curiosas.

Esta foto la he hecho en la plaza de Ciudad Real, donde habitualmente se aglutinan una gran cantidad de turistas todos los días para ver el toque de campanas de reloj, a las 12:00h cuando salen los personajes del Quijote, algo que en realidad, parece que no es demasiado apreciado por los propios lugareños. Un poco más a la derecha había un nutrido grupo de turistas fotografiando con sus cámaras la fachada del reloj. Pero yo preferí  fotografiar a esta pareja de turistas orientales que estaban entusiasmados con este “acontecimiento”, pues le daba un toque exótico a algo tan manchego como el quijote.

Shutter Speed 1/250 s
F-Number f/4.5
ISO ISO 100
Exposure Bias Value 0.00 eV
Metering Mode Spot
Flash Off, Did not fire
Focal Length 63 mm
Date/Time Original 09/11/2018 11:59:32

Preparando el rodaje de “Souvenirs”

Encina en primer plano y un paisaje con humedal en el fondo

Preparando el rodaje de “Souvenirs”

Esta imagen fue tomada ayer 21/8/2018 a las 6:16h. Lo de esa hora exacta, no es un capricho, pues la imagen forma parte de una batería de ellas realizadas a diferentes horas del amanecer, en la localización donde se grabará el cortometraje “Souvenirs”, como colofón del taller de cine organizado este verano por @anilestudiocreativo, y en el que, entre otras cosas, estoy metido en el equipo de fotografía.

A las 6:16 de ayer, terminaba el denominado crepúsculo civil, dando paso a la hora dorado, tan apreciada por los fotógrafos.

Hay que reseñar que la imagen está realizada a ISO 4500, un lujo que nos podemos permitir con los actuales sensores, y que no hace mucho tiempo era impensable.

La semana que viene comenzamos con el rodaje. ¡Ya os contaré!

Model PENTAX K-1
Shutter Speed 1/30 s
F-Number f/5.6
ISO ISO 4500
Focal Length 53 mm
Date/Time Original 21/08/2018 6:16:03

Paseo por Navaseca

Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis)

Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis)

Un paseo por Navaseca (el 28 de Marzo de 2017)

Aunque ya se me ha hecho un poco tarde, son casi las 18:30, aprovechando la luz extra que supone el cambio horario, decido ir a dar una vuelta por Navaseca, para comprobar si se nota mucho la llegada de la primavera, a la población de aves de este entorno.

Antes de llegar, desde el camino “del nuevo” por el que me acerco al humedal, me doy cuenta de la gran cantidad de aves que revolotean alrededor, ¡que gozada!, aquí no se ven campanas de contaminación, como en los grandes núcleos urbanos, sino de aves. Observo que son mucho más numerosas que en los días de atrás, sobre todo las bandadas de gaviotas reidoras. Y eso que aún es pronto para que hayan regresado de su periplo diario a los vertederos donde buscan alimento. Es como si siguieran tomando como referencia la hora del reloj, en lugar de la hora solar, que es lo que cabría esperar.

Enseguida veo un grupo de zampullines cuellinegros (Podiceps nigricollis) que destacan sobremanera quizás debido ya a la luz baja del Sol que les pega de frente, con ese ojo rojo, que casi parece artificial, y el abanico de plumas en la zona auricular.

Hago alguna que otra foto, como testimonio de la fauna tan variada que pueden verse en un entorno tan reducido. Al hacer estas fotos me llama la atención la quietud de una garcilla bueyera (Bubulcus ibis) posada sobre un tronco por el centro de la charca, mientras gran cantidad de gaviotas revolotean a su alrededor y se posan a su lado, en el mismo tronco para abandonarlo en escasos segundos.

Desde el observatorio cercano a la depuradora, veo también varias malvasías cabeciblancas (Oxiura leucocephala), y claro, no puedo evitar fotografiarlas, son unas de mis especies predilectas, y a las que no es fácil de fotografiar en condiciones, sino tienes una luz muy apropiada, debido principalmente a la diferencia de tonos que la caracteriza: cabeza blanca, cuello negro, un pico azulado de tonos medios…

Por cierto, que salvo las habituales cigüeñuelas no he visto ninguna otra limícola, quizás sea aún pronto, o quizás se me han pasado. Igual que me ocurrió con un par de tarros blancos (Tardona tardona) que hasta que no vi en casa las fotos, y repito, debido a la gran cantidad de aves que se agolpaban en tan poco espacio, ni siquiera me había dado cuenta de su presencia.

Estamos en una época del año que los cambios en la flora y la fauna son rápidos y espectaculares.

 

En el tablar
se sumerge hambriento
el zampullín.

 

Flamencos en Navaseca

Flamencos en Navaseca

Malvasia cabeciblanca (Oxiura leucocephala)

Malvasia cabeciblanca (Oxiura leucocephala)

Garcilla bueyera (Bubulcus ibis) entre gaviotas.

Garcilla bueyera (Bubulcus ibis) entre gaviotas.

Tarros blancos (Tardona tardona) entre gaviotas, en Navaseca

Tarros blancos (Tardona tardona) entre gaviotas, en Navaseca