Un retrato – diario fotográfico 2018 (8/12/2018)

retrato de un conferenciante con una pintura histórica y una ventana de fondo

Hoy asistía a unas jornadas de historia y mientras escuchaba a los ponentes se me ha ocurrido hacer un retrato a uno de ellos. Viendo la imagen, y por la composición, puede apreciarse claramente que no se trata de una foto de reportaje.  Aunque hay algunos reporteros y fotógrafos de prensa que de vez en cuando nos sorprenden con una composición muy currada.

Para este retrato lo tenía bastante fácil. En el ponente quería resaltar dos rasgos: su pasión por la historia, y su enraizaimiento con su tierra, o con su lugar de residencia, un pueblo manchego, concretamente Daimiel. El primer elemento me lo aporta el cuadro histórico que tenía en uno de los laterales, y el otro creo que también queda muy bien representado por la ventana color almagre. Me ha venido muy bien el poder sacar, aunque sea sólo un poquito, una parte del micrófono, pues eso también me aporta otra característica de esta persona y es su labor de docente, conferenciante y comunicador.

No busques en esta foto una composición tradicional, regla de los tercios, zona aurea, etc. Aunque si le das vueltas, seguro que encuentras alguna, pues con los números ya sabemos que se pueden hacer virguerías, pero este no era mi propósito. Todo lo contrario. Fíjate que incluso e incluido en mitad una columna, que aporta a la imagen cierto grado de inconsistencia. El espectador dice, ¿pero qué es esto?  . Y eso es una parte interesante de cualquier fotografía interrogar al espectador, no darle todo resuelto. Y el personaje principal abajo a la izquierda, en un piquito, y eso que es el elemento principal de la fotografía. No importa, un rostro humano tiene tanto peso visual, que estoy seguro que no pasará desapercibido. Será lo primero en lo que se fijará nuestro cerebro. Y encima lo pongo mirado hacia afuera. Puf, según todos los cánones la mirada debería dirigirse hacia el otro lado donde hay más aire, como suele decirse. Vaya pero resulta que así vuelvo a interrogar al espectador. ¿Qué está mirando? ¿Quizás al público que lo escucha?. Luego en la imagen también introduzco al público, sin necesidad de que aparezca.

Muchas vueltas para hacer un retrato ¿verdad? Pero esto es así. Nadie dijo que la fotografía fuera fácil, aunque algunos piensen lo contrario.

Perdonar si algunas veces se me olvida poner los datos Exif de la fotografía. Hoy me encontraba en la calle con un conocido que me insistía en que por favor, ponga siempre los datos de la toma. En cualquier caso estos siempre pueden consultarse si entráis en mi página de Flickr, donde dejo todas las imágenes https://www.flickr.com/photos/dedaimiel/ pues lamentablemente Facebook elimina todos los metadatos. De todas formas  aquí van:

Shutter Speed         1/45 s
F-Number              f/5.6
ISO                   ISO 2200
Exposure Bias Value   0.00 eV
Metering Mode         Spot
Flash                 Off, Did not fire
Focal Length          158 mm
Date/Time Original    08/11/2018 20:19:47

 

Autorretrato – 2018

Un autorretrato del autor del blog

Autorretrato – 2018

Aquí, mi último autorretrato, o como dicen ahora selfie, aunque creo que no es lo mismo.

Es difícil hacer un retrato, un buen retrato, de hecho, creo que es uno de los géneros más complejos de la fotografía. Puede pensarse que un autorretrato quizás sea más difícil aún, pero, al menos en mi caso, no lo es. Y es que más allá de las cuestiones técnicas, lo más  complicado de un buen retrato, es conocer bien a la persona fotografiada, ¿Y quién me va a conocer mejor que yo mismo? Cada uno, a poco que reflexionemos sabemos cuál es nuestro yo real, nuestro yo ficticio (es decir nuestro ego), nuestro pasado, nuestro ahora y nuestros sueños. Así pues, se trata “únicamente” de expresar todo eso mediante, en este caso, el paupérrimo lenguaje de la fotografía 🙂 🙂 🙂 . Y bueno esto es lo que me ha salido.

Podría haber escogido mil imágenes distintas, pero esta es una de las posibles. Incluso podría no aparecer mi rostro, que en este caso representa menos del 2% de la foto. De hecho, aunque estamos acostumbrados a hablar de retrato para referirnos al físico,  incluso la RAE reconoce como retrato la “Descripción de la figura o carácter, o sea, de las cualidades físicas o morales de una persona”. Y es que el físico, es sólo una pequeña parte de un buen retrato, y esto podemos comprobarlo repasando algunos de los mejores retratos de la historia del arte.

En un buen retrato, o autorretrato, como en cualquier buena fotografía, no debe dejarse nada al azar, a no ser que ese sea nuestro propósito. Y hay que aprovechar todos los recursos que el medio nos ofrece, y digo todos. Te doy algunas pistas: en este caso como puedes observar, la foto está en blanco y negro, es una foto algo imperfecta, con un ligero desenfoque en el objeto principal, el formato es horizontal, con una cuidada asimetría, con superposición de varios planos, etc. etc. Aunque todo esto, no es sólo propio de un retrato, se trata simplemente de leer una imagen, algo, a lo  que como he dicho muchas veces, paradójicamente no nos han enseñado, en este mundo tan adicto a consumir  imágenes compulsivamente.

En cualquier caso, a mí, me convence esta imagen como autorretrato, claro que en unos años será otra cosa, pues según los científicos cada 7 años aproximadamente, cambiamos todas las células del organismo, incluso las neuronas, luego inevitablemente cualquier retrato,  como mucho, quedará obsoleto a los 7 años.