Una chica agachada fotografiando las hojas caídas de los árboles

En el n.º 13 de la revista Afal, se presentaban los cuatro autores que el mes de abril de ese año habían participado en la exposición de Abril, organizada por el grupo Afal. Cualquiera de las presentaciones son dignas de encuadrar. Aquí pongo un fragmento de una de ellas, la de Francisco Gómez.

“A mí lo que me gusta es hacer fotografías y cuanto más buenas mejor. Mis fotografías será mejores o peores, pero lo que si pretendo es que sean mías y que huelan a frescas.
Admiro la técnica, pero considero que una fotografía es verdaderamente buena cuando el que la contempla no lo tiene en cuenta si carece de ella. Procuro fotografiar mucho y a todo lo que se me pone por delante que me guste. Este es el secreto; hacer lo que a uno le guste y no lo que cree que gustará a los demás.
Creo que la fotografía de cada uno va ligada a su modo de ser en general. [… ]”

Y tal como prometí ayer, toca hacer, al menos, una pequeña reseña de lo que es, o fue, el grupo Afal. Si miras en la Wikipedia te dirá poco más o menos que es un colectivo fotográfico creado en Almería, que llevaron a cabo una renovación fotográfica en la mitad del siglo XX, siendo su principal medio comunicativo la revista del mismo nombre, que se publicó entre 1956 y 1963.

Esta definición, sin ser incorrecta, no hace justicia a lo que este grupo, de aficionados a la fotografía, según ellos se denominaban, supuso para la fotografía en España. Y es que si hay que enmarcar alguna fecha en los anales de la fotografía en nuestro país, esa sería Enero de 1956, cuando se lanzó el primer número de la revista Afal.
El grupo Afal supuso entre otras cosas, una bocanada de aire fresco en un momento en que los pocos fotógrafos reconocidos internacionalmente, como Ortíz Echagüe llevaban a cabo una fotografía de gran maestría técnica, pero llena de teatralidad y falsa grandilocuencia.

El grupo Afal sin embargo, superados ya los postulados del pictoralismo, apostó por una fotografía fresca, auténtica, mostrando al hombre de la época y sus circunstancias, las escenas del día a día.
Por otro lado y para que se valore el esfuerzo de llevar a cabo esta empresa en aquella época, hay que pensar que Almería era una provincia con malas comunicaciones y que la única forma de establecer comunicación con los socios y colaboradores de la revista, era por correo ordinario, con lo que la publicación de un artículo podía suponer varios correos de ida y vuelta con las rectificaciones o aclaraciones correspondientes.

Pero sólo quiero que estas palabras sean un apunte para quien no haya oído hablar de esta asociación, pues pienso que al menos su nombre tiene que sonarle a cualquier aficionado a la fotografía de hoy en día. Y por supuesto a quien le interese, puede indagar en Internet y obtener mucha más información, sobre todo porque hasta el mes pasado (noviembre-2018) se pudo contemplar en el Museo Reina Sofía la exposición: “Una aproximación a Afal” con una gran selección de obras de este grupo.
Aquí te dejo un enlace a un gran reportaje en el que se narra la historia del grupo Afal (te aseguro que su visionado merece la pena).

Y si quieres descargarte las 36 revistas que fueron publicadas por el grupo, aquí dejo un enlace que procuraré mantener durante algún tiempo. Para llegar a él tienes que hacerlo a través del grupo de Facebook “Criterio fotográfico”. Si aún no eres miembro, solicítalo pues es un grupo cerrado, y allí verás un comunicado con el enlace.

https://www.facebook.com/groups/criteriofografico/

Y ya para terminar sólo decir que cómo foto del día subo esta que realizaba esta mañana, en la que esa chica se esforzaba por buscar el punto de vista que consideraba más apropiado para seguramente capturar una imagen que de alguna forma tenía hace mucho tiempo en su cabeza.

Model COOLPIX P7100
Shutter Speed 1/160 s
F-Number f/5.6
ISO ISO 100
Exposure Bias Value 0.00 eV
Metering Mode Pattern
Flash Off, Did not fire
Focal Length 200 mm
White Balance Details Auto1
Date/Time Original 13/12/2018 11:50:46

mi página: https://tinyurl.com/web-dedaimiel
mi flickr: https://tinyurl.com/flickr-dedaimiel
mi youtube: https://tinyurl.com/youtube-dedaimiel
mi facebook: https://tinyurl.com/facebook-dedeaimiel

Carrete 2

Leyendo el n. 2 de la revista Carrete

Leyendo el n. 2 de la revista Carrete

La tengo desde hace ya varios días, pero hasta ahora no he terminado de verla al completo, aunque seguro que volveré a repasar alguna de las entradas y a disfrutar de nuevo  de algunas de las magníficas fotos incluidas. Hablo del número 2 de la revista “Carrete”. Un oasis de fotografía química, de carrete, en este mundo digital en el que estamos sumidos.

Al igual que en el número anterior, en primer lugar nos encontramos con una amplia galería de imágenes, seleccionadas entre todos los colaboradores, imagino que tras una difícil selección.

A continuación se nos presentan cuatro proyectos fotográficos, que en esta ocasión son los siguientes:

  • “Compound”, donde Pablo García nos muestra varios momentos de la vida de los habitantes de algunas aldeas de Gambia, fruto de un viaje realizado en 2016.
  • Ana Jornet nos muestra un trabajo muy interesante denominado “Île”, donde recoge momentos íntimos de una familia que ha apostado por una forma de vida muy singular, en un lugar solitario, al margen de toda norma social, e integrados plenamente en la naturaleza.
  • “Pinceladas de luz y calma” es el título que Joan Manuel Vera pone a una serie de obras realizadas con Polaroid que han sido posteriormente manipuladas. Unas imágenes sorprendentes, en las que el autor nos muestra su maestría en el tratamiento de este tipo de imágenes, y que realmente te plantea muchos interrogantes.
  • A Laurent Laporte, le llamo la atención la vestimenta y forma de actuar de unos pescadores de Sanur, una playa de Bali. Pronto descubrió que se dedicaban a pescar un pez autóctono de aquella zona. Y decidió dedicarle este trabajo: “Los pescadores de Sanur”, en el que recoge la actividad de estos pescadores tan singulares.

A continuación dos entrevistas, la cual más interesante:

  • Israel Ariño nos habla de la evolución de su obra, siempre ligada a la fotografía química, y nos explica una de sus formas de trabajo preferidas: las residencias.
  • Estela de Castro destaca las características que más le gustan de la fotografía química: su lentitud, las pausas, el tener que pensarte mucho más lo que haces, etc. Y por supuesto nos expone su gran preocupación por el maltrato animal al que ha dedicado parte de su obra, aunque ahora esta metida en otros quehaceres, también solidarios, relacionados con el problema de los refugiados.

Hay también un apartado para  máquinas o productos singulares dentro de la fotografía química, y en esta ocasión les ha tocado a la cámara Rollei 35, en un artículo de Martí Blesa. Y un curioso revelador, prácticamente desconocido el “Holga 400” del que nos habla Juan A. Gambin.

Y para terminar un breve, pero fenomenal artículo de Débora Martinez, dedicado a la fotografía como relato, en el que analiza 3 fotografías en las que predomina el relato fotografico, y nos da su particular visión de las mismas. Algo, desde luego muy arriesgado en este tipo de fotografías, tan abiertas a interpretaciones.

Si eres un fanático de la fotografía química, supongo que ya tienes la revista. Pero si no es así, y te lo estás pensando, ya te digo que merece la pena.