Luces y sombras – Diario fotográfico 2018 (1/12/2018)

Luz proyectada por el Sol a través de una ventana en el rellano de una escalera

Ayer hablaba del mito de la caverna de Plantón, y de las luces y las sombras. Y la foto de hoy sigue en la misma línea, y es que en realidad la fotografía no deja de ser un juego de luces y sombras, tanto que a veces el único protagonista de la imagen es la luz.

En la imagen de hoy el sujeto principal de la misma es la luz del Sol que se proyecta en la pared a través de una ventana. Por cierto vuelve a aparecer la ventana, y ya hablé en alguna de mis primeras entradas en este diario de la importancia de las ventanas a lo largo de la historia de la fotografía. Y es que si lo piensas la ventana es un objeto que también está muy relacionado con la luz. Bueno, con la luz, con los marcos, con el descubrir, con el otro lado, con la observación.

Si la fotografía no se entiende sin la luz, tampoco se entiende sin la existencia de una ventana.

Model PENTAX K-5
Shutter Speed 1/1250 s
F-Number f/0
ISO ISO 400
Flash Off, Did not fire
Focal Length 51 mm

mi página: https://tinyurl.com/web-dedaimiel
mi flickr: https://tinyurl.com/flickr-dedaimiel
mi youtube: https://tinyurl.com/youtube-dedaimiel
mi facebook: https://tinyurl.com/facebook-dedeaimiel

Una ventana desde mi ventana – Diario fotográfico 2018 (11/11/2018)

Fotografía de una ventana vieja

Una ventana desde mi ventana

Para la foto de hoy no he tenido que esforzarme demasiado. Se trata de la ventana que veo desde la ventana de mi habitación. Y que me sirve de pretexto para hablar un poquito de la importancia que este elemento constructivo ha tenido en  la historia de la fotografía desde sus orígenes.

Hay que decir que por un lado puede considerarse como algo normal, y que puede ser debido a simplemente una cuestión práctica, pues podemos imaginarnos a  aquellos pioneros de la fotografía metidos en sus cuartos, o talleres, experimentando con cientos de productos químicos para conseguir captar y fijar la imagen sobre cualquier superficie. Y claro, ¿Qué era lo más cómodo? Pues obtener una imagen de lo que veían desde cualquier ventana de aquel recinto, sin tener que moverse.

Pero por otro lado no podemos obviar el componente poético  de una ventana. Situarse frente a una ventana puede interpretarse como una metáfora de la apertura de nuestro conocimiento hacia la vida.

Así podemos ver que la primera fotografía de la que se tiene constancia y que aún se conserva es la heliografía de Nicéphore Niépce  “Point de vue du Gras 1826-1827”. En esta imagen de Niépce podemos distinguir hasta tres marcos, ventanas o “frames”: el de una ventana como marco físico que nos muestra el exterior, el de la cámara como marco selectivo, dirigido por el fotógrafo y el de la imagen final como un marco de representación. De esta imagen sin embargo no nos consta ninguna referencia de que Niépce tuviera alguna pretensión estética o simbólica, sino que como dije antes, su motivo pudo ser meramente funcional, pues la imagen se registró desde la habitación contigua a su laboratorio.

Otro gran salto de la fotografía puede considerarse que se produjo con los calótipos de Henry Fox Talbot, que permitían por primera vez obtener un negativo de la imagen que luego podía reproducirse infinitas veces. Y que sorpresa. El primer negativo directo de la historia que se fijó de forma estable resulta que es una ventana tomada desde el interior de su residencia  de Lacock Abbey. Se trata de “Lattice window at Lacock Abbey, 1835”

Y si hablamos de ventanas, no podemos olvidarnos de uno de los mayores fotógrafos de todos los tiempos, del que ya he hablado en alguna ocasión, y del que continuare hablando en otras entradas.  Uno de los más grandes poetas visuales que han existido. El conocido como “poeta de Praga”. Sí, estoy hablando de Josef Sudek, y al tratar el tema de las ventanas, concretamente de su ciclo “Okno mého atelíeru” (La ventana de mi taller) realizada en un período muy convulso de la historia de Europa (1940-1954) y en la que Sudek se refugia en su taller de la calle Údjezd de Praga, para dejar de ser un fotógrafo y convertirse en un poeta, poeta visual, pero poeta al fin y al cabo. Aquí dejo un enlace a una de sus obras de este ciclo “La última rosa

Y por hoy, creo que lo dejamos ya, sobre todo por aquel que se haya leído esta entrada hasta el final, supongo que casi nadie. Y que ya puede estar algo agotado de tanta ventana. Sólo una poesía que creo que viene como anillo al dedo para poner punto y final, de un poeta también checo y coetáneo de Sudek: Reine María Rilke. Una poesía de su poema “Las Ventanas”:

¿No eres, acaso, nuestra geometría,

ventana, simplicísima forma

que sin esfuerzo circunscribes

nuestra vida enorme? (R.M. Rilke)

Y en cuanto a mi foto de hoy, estos son los datos. Y sólo decir, que para mí es una imagen, constante en mi día a día desde hace muchos años, pues como digo en el título es la ventana que veo desde mi ventana.

Shutter Speed         1/90 s
F-Number              f/19
ISO                   ISO 400
Exposure Bias Value   0.00 eV
Metering Mode         Pattern
Flash                 Off, Did not fire
Focal Length          200 mm

mi página:   https://tinyurl.com/web-dedaimiel

mi flickr:   https://tinyurl.com/flickr-dedaimiel

mi youtube:  https://tinyurl.com/youtube-dedaimiel

mi facebook: https://tinyurl.com/facebook-dedeaimiel