Self-couple

Cianotipia revelado sobre papel Canson Torcho de 270gms

Una de las ventajas de la cianotipia es lo económica que resulta. Podría decirse que es la «fotografía de los pobres». Estoy hablando claro de fotografía química, en la que habitualmente se utilizan derivados de la plata, aprovechando su sensibilidad a la luz, pero que encarece considerablemente el proceso. Tal es así que uno de los usos que en un principio se le dio a la cianotipia fue el realizar tiras de prueba o ensayos, para luego sacar la copia definitiva en papel con haluros de plata.Y tan barata es la cianotipia, que el revelador que se usa es agua del grifo. En esta foto me pase, sin querer, en el tiempo de exposición, para lo que se usa la luz del Sol (insolación) o una lámpara ultravioleta, y obtuve una copia demasiado oscura. Pero la solución para estos casos también es muy económica basta con darle un baño de agua con un chorreón de lejía o unas escamas de sosa para que los azules se vuelvan más claros.Ah, y lo del título de la foto, pues de estas licencias lingüísticas que me tomo yo. Self-couple o autofoto de pareja.

Volviendo a los viejos procesos

Cianotipia revelada sobre papel Canson Torchon de 270 gms

Aunque nunca he cerrado del todo el laboratorio fotográfico de casa. Lo cierto es que lo utilizaba sólo para revelado de negativos, pero hacía mucho tiempo que no realizaba los llamados «viejos procesos» . Y mira por donde, la semana pasada, estas cosas de Internet, aterrice sin darme cuenta en una página de productos químicos que ofertaba el ferricianuro potásico. ¡increible! . Solo oír el nombre me vinieron a la mente un montón de recuerdos. De forma que no lo pude resistir. Y hay me tenéis haciendo un pedido de un montón de productos químicos. Pues ya puestos también pedí para realizar alguna goma bricomatada, proceso que no llegue a controlar del todo, y alguna cosilla más como el proceso a la caseína. Vamos frascos y botecitos para aburrir.
Por lo pronto aquí pongo el primero que he realizado. Una cianotipia, de un negativo que ya tenía, y revelada (que no impresa , jajaja) sobre papel Canson Torchon de 270gms. Es una pena, porque claro, vista en la pantalla no es lo mismo. No se disfruta el auténtico color de la copia ni la textura del papel.
En los próximos días os seguiré dando la lata con los experimentos que vaya haciendo. Y para quien le interese iré introduciendo algún comentario sobre el proceso, tanto su procedimiento como la historia del mismo.

Miniproyecto: Buscando luz entre las plantas

Cómo quizás sea muy pretencioso calificar de proyecto a este serie de fotografías tomadas en una tarde, a lo largo de unas dos horas, cuando el sol empezaba a decaer, le he puesto el título de Miniproyecto: Buscando la luz entre las plantas.

Es un proyecto fotográfico en cuanto trata de representar un concepto a través de la fotografía, hay una intención, tengo la necesidad de expresar algo, y es difícil de hacer con una sola imagen. Y además se realiza con unas restricciones técnicas, impuestas de mutuo propio, que le dan una coherencia a las imágenes y una sensación de uniformidad.

Y bajo esas premisas, claro que podemos hablar de un proyecto, sin importar que el mismo se haya fraguado a lo largo de varios años de planificación meditada o sea una ocurrencia de un momento. En cualquier caso, el encuadre dentro de uno u otro genero es una disquisición teórica y conceptual que poca importancia tiene. Y como siempre lo importante es lo que las imágenes transmiten.

El objetivo es realizar una serie de fotografías de plantas, algo que en ese momento tenía a mano, en las que el protagonismo, sin embargo, no lo tenga el propio objeto fotografiado, las plantas, sino más bien la luz que incide sobre ellas o incluso las atraviesa. Enfatizando la importancia de la luz en la fotografía, y la importancia del Sol en la vida de las plantas y por ende de nuestra propia existencia, aunque en este caso predomine el componente estético.

Para conseguir ese objetivo intento captar unas imágenes muy contrastadas, en las que predomina el claroscuro, al estilo de los pintores barrocos. No me importa perder detalle en las zonas oscuras o en algunos blancos, es más, lo busco a propósito.

Los medios utilizados son bastante elementales, solamente la cámara, por supuesto sin ningún tipo de iluminación artificial, lo que quiero captar es la luz del Sol. Y ni tan siquiera reflectores o fondos artificiales, quiero la máxima sensación de naturalidad. Como mucho lo único que me he permitido ha sido en alguna ocasión girar o mover levemente alguna flor o arbusto, para evitar algún fondo no deseable.

Técnicamente, me marco unas pautas. ¡Me gusta ponerme las cosas difíciles! . Todas las fotos las dispararé con los mismos parámetros. Y estos son los que elegí, todos ellos tienen una motivación, pero no quiero alargarme más en las explicaciones técnicas:

ISO: 100
Apertura de diafragma: 5,6
Velocidad obturación: 1/180
Longitud focal: 105 m (157 eq. en 35mm)
Balance de blancos: 5500
Orientación: Vertical.

Aquí os dejo el resultado 30 imágenes, después de descartar otras tantas que o bien no me convencían o eran repetitivas.

Campo de amapolas en la tormenta

Campo de amapolas en la tormenta
En primer puesto, en cuanto a número de entradas en mi página de Flicrk, con más de 11.000 visualizaciones, se encuentra esta imagen titulada “Campo de amapolas en la Tormenta”. Una imagen que puede considerarse una secuela de la trilogía “Historia de una tormenta” que formó parte de la exposición “Paisajes para la Solidaridad”.
La foto fue también incluida en el n. 12 de la revista IRIS, publicada por la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA).

A pesar de usar una cámara estanco a las inclemencias del tiempo, y por precaución, utilice una funda protectora de plástico que sólo deja al descubierto la parte frontal del objetivo.
En la toma se utilizó un filtro polarizador para seleccionar los contrastes que más me interesaban a la vez que para proteger la parte expuesta del objetivo.

Aquella tarde de la primavera del 2011 fue muy fructífera fotográficamente hablando pues realice al menos cien fotografías, casi todas ellas muy válidas debido a unas magníficas condiciones de iluminación y la espectacularidad de los cielos.

La foto cumple con los criterios “only raw”: No se realizó ningún procesado parcial, tan sólo revelado general ajustando niveles y máscara de enfoque.

Si quieres ver las tres imágenes previas que formaban parte de la trilogía este es el enlace al álbum de Flickr: https://www.flickr.com/p…/dedaimiel/albums/72157634007513665

_________________________________________________________________

Pentax K7 – Tamron XR DiII 18-200mm F3.5-6.3 (A14)
1/100s
f/6,3
ISO: 200
WB: Daylight
filtros:Polarizador Kenko
Procesado:Niveles, contraste y saturación.
Lugar:Inmediaciones del “Molino de Griñón” (Daimiel)
FEcha: 14/05/2011 – 20:14 h.

 

La minusvaloración de lo cercano, de lo nuestro. 🌏

Puesta de Sol en Las Lagunas de Ruidera

El ser humano tendemos a minusvalorar todo aquello que tenemos a mano, lo que tenemos más cercano. Siempre nos atrae lo exótico, lo distante 🎎. Pero lo que para uno de nosotros es exótico, para el que vive allí, en ese lejano punto del planeta, aquello es vulgar, y lo exótico es lo nuestro. En fin, una locura.

Creo que con el sentimiento que tenemos hacia nuestro Planeta, en conjunto, está pasando lo mismo. Gracias a la popularización de los viajes  y los medios audiovisuales 🖥, todo es más cercano o accesible, y por lo tanto deja de ser atractivo, o exótico. Incluso el Everest 🗻 ya se visita como parte de un pack turístico, como el que visita una fábrica de chocolates.

Así pues, ese mayor conocimiento del Planeta que nos debía haber llevado a valorarlo más, está produciendo todo lo contrario. Y parece que no nos importa destruirlo. Muy pronto nuestra próxima meta será Marte o cualquier otro lugar que podamos devorar.

La fotografía que pongo hoy, podía ser muy bien un meandro del Río Amazonas. Pero esta mucho más cercano a nosotros, está realizada en el Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera. Lo cual parece que nos lo hace menos atractivo. El valor que podemos darle a la imagen se devalúa bastante por esa cercanía.

Hablamos mucho de reciclar, y quizás lo primero que tengamos que reciclar sea nuestro cerebro, y ser conscientes que en cualquier parte del Planeta 🌏, y no hay que irse muy largo, «la naturaleza es espectacular» 🏞🌅🌄🌠🏔 . Valoremos y cuidemos lo que tenemos, aunque lo tengamos cerca, o sobre todo si lo tenemos cerca.

📷: Pentax K5-IIs -Tamron SP AF 10-24mm F3.5-4.5 Di II LD Aspherical [IF]
: 4s
💿: f/22
🎞 ISO: 100
🌈 WB: Manual
🕶️: Polarizador Kenko
💻: Niveles, contraste y saturación.
🌏: Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera
📆:25/09/2019
📝: Utilice el balance de blancos manual para bajarle el valor que la cámara daba en automático, con tonos más fríos, y que no se correspondían con la realidad. Claro que esto podía haberlo hecho después en la edición sobre todo al tratarse de un fichero raw, pero prefiero ver ya en directo en la pantalla de la cámara algo similar a lo que estoy viendo en la realidad.
💾:_JAL0736.DNG