De la calidad de las imágenes.

Campo de amapolas en La Mancha
No siempre está claro a que nos referimos cuando hablamos de la calidad de una imagen. Evidentemente se supone que no estamos hablando de sus valores artísticos, documentales, ni nada por el estilo, sino de algo que está más bien relacionado con la técnica: La luz, graduaciones tonales, resolución, contraste lumínico, ruido, etc.

Evidentemente algunos de esos criterios pueden no tener importancia en determinadas imágenes. Podemos pensar por ejemplo en una fotografía en la que hayamos querido conseguir una imagen muy contrastada, incluso una imagen de líneas, por llegar al extremo. En ese caso, no podremos decir que la imagen carece de calidad porque no tiene buenas gradaciones tonales.

En fin, que es complicado establecer unos criterios universales para hablar de calidad en una fotografía. Aunque parece claro que una imagen que cumpla con todos ellos, buena iluminación, detalle en las zonas de sombras y luces, buena graduación tonal, buena nitidez, y ausencia de ruido, siempre podremos decir que es una foto de calidad. Y repito, no me estoy refiriendo al contenido. Pues en ese sentido, una mala foto técnicamente hablando, puede ser una imagen impactante y con una fuerza extraordinaria.

El caso es, que ese apartado técnico es muy difícil, por no decir imposible de juzgar en el medio de representación que actualmente tienen como destino el 99% de las imágenes que se toman, y que no es otro que una de las muchas redes sociales Facebook, Twitter, Instagram, etc. El recorte de tamaño que estas plataformas les aplican a las fotografías subidas, por cuestiones de peso tanto al trasmitirlas por la red como al almacenarlas, es tal, que no podemos juzgar de ninguna manera la calidad técnica de la foto. Claro que, si su fin va a ser ese: exponerlas en un pequeño cuadradito de un navegador del ordenador, o la pantalla de un móvil, no necesitamos más calidad.

Sin embargo, el gran aficionado a la fotografía no suele conformarse con eso: con una foto que se ve bien en la pantalla LCD de su cámara o en el Facebook, pues de ser así, no tendrían sentido la mayoría de las técnicas que actualmente están a nuestro alcance con la fotografía digital, y que podemos aprender a través de libros técnicos, cursos presenciales, o blogs especializados. Técnicas como la fotografía panorámica de alta resolución, el conseguir un histograma correcto, la disminución de ruido por separación de frecuencias, etc. Y todo esto, a pesar que qué sepamos, que la mayoría de la ocasiones, la foto no va a ser presentada en un medio que de verdad haga justicia a la calidad que hemos intentado conseguir.

La foto que incluyo en esta entrada, bueno la original, es en realidad una imagen formada por 10 imágenes de 16 megapixels cada una, con un tamaño final de 14800 x 6400 megapixeles lo que quiere decir que sin realizar ninguna interpolación puede imprimirse con total calidad a más de metro y medio de largo con una calidad de 250 dpi. que creo que va a ser a como finalmente se va a imprimir, pero podría hacerse a más del doble con muy buena calidad. En este caso afortunadamente, el trabajo realizado en ella, ha merecido la pena.

10 fotografíaas de 16 megapíxeles cada una, unidas con Ptgui.
Model PENTAX K-5 II s
Shutter Speed 1/90 s
F-Number f/4.5
ISO ISO 100
Exposure Bias Value 0.00 eV
Metering Mode Pattern
Flash Off, Did not fire
Focal Length 10 mm
Date/Time Original 28/04/2015 19:06:36

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: