Fui por las grullas y me quede por… los cielos. (III)

Puesta de Sol en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Puesta de Sol en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Pocos minutos después el cielo se tiño por completo de ese rojo fuego intenso. Para entonces el alegre gruir de las grullas había desaparecido y parecía que el Sol fuera a arrasar todo rastro de vida.

Dejar un comentario