Self-couple

Cianotipia revelado sobre papel Canson Torcho de 270gms

Una de las ventajas de la cianotipia es lo económica que resulta. Podría decirse que es la «fotografía de los pobres». Estoy hablando claro de fotografía química, en la que habitualmente se utilizan derivados de la plata, aprovechando su sensibilidad a la luz, pero que encarece considerablemente el proceso. Tal es así que uno de los usos que en un principio se le dio a la cianotipia fue el realizar tiras de prueba o ensayos, para luego sacar la copia definitiva en papel con haluros de plata.Y tan barata es la cianotipia, que el revelador que se usa es agua del grifo. En esta foto me pase, sin querer, en el tiempo de exposición, para lo que se usa la luz del Sol (insolación) o una lámpara ultravioleta, y obtuve una copia demasiado oscura. Pero la solución para estos casos también es muy económica basta con darle un baño de agua con un chorreón de lejía o unas escamas de sosa para que los azules se vuelvan más claros.Ah, y lo del título de la foto, pues de estas licencias lingüísticas que me tomo yo. Self-couple o autofoto de pareja.

Dejar un comentario