Los arboles hablan con mi cámara.

Parece que los árboles se comunican entre sí, tanto a través del aire como del subsuelo. Para escuchar y comprender su lenguaje se necesita silencio y contemplación.
 
La imagen la he obtenido con la Mamiya RB67 S, cámara de película fotográfica, de formato medio. Y la he revelado con revelador Kodak T-MAX. Después le he aplicado un duotono. (en esta entrada de mi blog explico brebemente que es un duotono: https://www.ciberquijote.com/dedaimiel/wp1/monolito-en-duotono/
 
Esto ha sido posible, porque al final conseguí reparar el problema de estanqueidad a la luz que tuve con la Mamiya Rb67 S. Está es una cámara de formato medio con la que se obtienen unos negativos de 6 x 7 cms. Una cámara muy pesada, pero con la que se disfruta un montón.
 
Por si a alguien le interesa en mi canal de Youtube expliqué como hacer esta reparación: https://youtu.be/VTkNhHCcaPY
Cámara: Mamiya RB67 pro S
Lente: Secor 90mm
Película: Ilford FP4 plus
Revelador: Kodak T-Max
f: 11
v: 1/125
Post-Procesado: Duotono

Monolito en duotono

Monolito en duotono
Monolito en duotono

Esta imagen es la quinta mejor posicionada en mi Flickr con más de 3000 visitas. Y realmente para ser sinceros, no me convence mucho. Ni la composición, ni la luz. Se trata de un monolito perteneciente a la zona del Volcán de Las Tiñosas (Daimiel), y en su momento lo que me atrajo de ella fue la sensación de mostrar un paisaje un tanto extraño e inhóspito. No sé si será eso lo que haya hecho que le guste a tanta gente.

Y hablando del aspecto un poco más técnico, se trata de una imagen a la que le hice un tratamiento de duoto.

El duotono en realidad está más relacionado con la impresión y la reprografía, que con la fotografía, y consiste, cuando hablamos de impresión, en que a diferencia de los tratamientos multicanal donde cada canal genera un plancha, en los duotonos sólo hay un canal, es decir una fuente de información, una imagen en blanco y negro y para generar más de una plancha, lo que se hace es asignar una curva de tonos distinta a cada una de ellas.

Si hablamos de fotografía, que es lo que nos interesa, y para simplificar, diremos que el duotono consiste en aplicar dos tonos distintos (de ahí lo de duotono), uno para las zonas más claras de la imagen y otro para las más oscuras.

Con la fotografía digital y con los actuales programas de edición esto es muy sencillo de hacer, pudiendo con gran facilidad elegir los diferentes tonos, los valores de cada uno y el equilibrio entre las zonas claras y oscuras. Otra cosa es como siempre conseguir nuestro objetivo, que consigamos transmitir lo que nos habíamos propuesto, pues como siempre la técnica es sólo un medio para conseguir algo.