San Pablo y la dualidad onda-corpúsculo (Diario fotográfico. 4 de Noviembre de 2018)

Torre de la Iglesia de Santa María (Daimiel) realizada con un gran angular

Diario fotográfico (4/11/2018)

Diario fotográfico. 3 de Noviembre de 2018

Hoy por ser Domingo, mi foto viene un pequeño comentario sobre el Nuevo Testamento . Aunque ya aviso que no está basado ni mucho menos en la lectura correspondiente al día de hoy. Y resulta que al pasar por la Iglesia de Santa María la Mayor y hacer esta fotografía con una lente super-angular, una maravilla en lo que se refiere a la fabricación de ópticas, y utilizando una cámara reflex de última generación, de lo más avanzado en ingeniería fotográfica, me repetía una pregunta que me he hecho muchas veces, y es, esa reticencia de la Iglesia hacia los avances técnicos y la ciencia en general. Pues claro es que puede haber excesos, como en todo, pero otra cosa es que a Galileo, por ejemplo, se le haya perdonado hace escasamente unos años por venir a decir que la Tierra gira alrededor del Sol. ¿Qué a ver en que interfiere eso con la fe en Cristo?.
Pero pensaba también, y de ahí viene el título de la entrada: “San Pablo y la dualidad onda-corpúsculo” que podríamos afirmar que fue San Pablo quien en la II Carta a los Corintios ya nos hablaba de esa cualidad de la materia, hoy ampliamente reconocida. Pues ya nos decía el Santo que todo lo que se ve, está hecho de aquello que no se ve, y que mientras lo que se ve es efímero, lo que no se ve es eterno. Algo que hoy suscribirían Einstein, Schrödinger, Hauking… por citar algunos. Vamos que de una onda, algo que no se ve, al final surge la materia, lo que vemos, las partículas. Y es que este San Pablo era un adelantado de su tiempo. Quizás incluso ya supiera algo de fotografía.

Con sabor a fotografía. (Diario fotográfico. 3 de Noviembre de 2018)

Foto en blanco y negro, con virage sepia, de una chica de espaldas, sentada en un banco.

Con sabor a fotografía (3/11/2018)

Diario fotográfico. 3 de Noviembre de 2018

Hay algunos fotógrafos cuyas fotos tienen un auténtico sabor a fotografía. Uno de ellos era Ralph Eugene Meatyard. En algún sitio leí que el fue el último fotógrafo que supo comprender con lucidez, que la fotografía no es algo mecánico, ni siquiera la fotografía digital, sino que se trata principalmente de un medio óptico. Para mí que en las fotografía auténticas, sin trucos, esta presente esa preponderancia de la óptica.

Además de eso, este fotógrafo me encanta porque le gustaba jugar con los puntos de vista, ensayar con diferentes técnicas como movimientos deliberados de cámara, imágenes desenfocadas, etc. Y para colmo también tengo con él en común su gusto por la filosofía Zen, que se aprecia en la simplicidad de algunas de su fotos.

Bueno pues el caso es que esta foto que hacía esta tarde me lo ha recordado, no se porque, pero no es la primera vez que me ocurre algo así. Me viene a la memoria un fotógrafo determinado al ver una imagen. No necesariamente por el parecido con alguna imagen de aquel, sino quizás porque hay alguna connotación de concepto o estilo que hace que el cerebro, ese gran desconocido me genere tal recuerdo.

Shutter Speed 1/30 s
F-Number f/5.6
ISO ISO 800
Focal Length 28 mm
Date/Time Original 03/11/2018 18:31:25

Procesado: Paso a blanco y negro y simulado de virage sepia.

PostEnfoque en la LUMIX GH5

Hace algunos días dedicaba otra entrada a la  Panasonic Lumix GH5. Y ya decía como esta cámara es especialmente apreciada por los aficionados al cine y vídeo en general, pues en ese apartado tienes una serie de opciones inigualables actualmente incluso por cámaras profesionales.También decía en mi vídeo que el elevado precio de esta cámara, sin espejo, y de formato micro 4/3, estaba sólo justificado por las cualidades demostradas en el apartado de vídeo. Pero siendo justos también hay que resaltar algunas de las características como cámara fotográfica, en las que aprovechando la ventaja de no tener espejo, y por lo tanto tener unas velocidades de obturación impensables en una DSLR , le permiten hacer cosas como las que hoy muestro en este video: el postenfoque.

Y que es el postenfoque, pues ni más ni menos que la posibilidad de seleccionar el punto de enfoque y la profundidad de campo de una imagen una vez realizada. Si has oído bien. Primero disparas y luego decides que zonas son las que quieres que aparezcan nítidas o desenfocadas.

Y cómo se consigue esto pues gracias al modo 6k de esta cámara, en el cual no realiza una única foto al pulsar el obturador sino 30, cada uno con enfoque en un plano diferente, lo que le permite después realizar un apilamiento de imágenes en cámara para elegir, como decía, el punto de enfoque y la profundidad de campo deseada. Vamos casi como un milagro.

Una de las imágenes con el postenfoque de la Lumix GH5

 

Cambio de las juntas de la Mamiya RB67

Dejo esta entrada en mi canal de youtube, que ya advierto que sólo es de interés para aquellos que quieran cambiar las juntas de sellado de la Mamiya rb67 o alguna otra cámara similar de formato medio.

 

Autorretrato – 2018

Un autorretrato del autor del blog

Autorretrato – 2018

Aquí, mi último autorretrato, o como dicen ahora selfie, aunque creo que no es lo mismo.

Es difícil hacer un retrato, un buen retrato, de hecho, creo que es uno de los géneros más complejos de la fotografía. Puede pensarse que un autorretrato quizás sea más difícil aún, pero, al menos en mi caso, no lo es. Y es que más allá de las cuestiones técnicas, lo más  complicado de un buen retrato, es conocer bien a la persona fotografiada, ¿Y quién me va a conocer mejor que yo mismo? Cada uno, a poco que reflexionemos sabemos cuál es nuestro yo real, nuestro yo ficticio (es decir nuestro ego), nuestro pasado, nuestro ahora y nuestros sueños. Así pues, se trata “únicamente” de expresar todo eso mediante, en este caso, el paupérrimo lenguaje de la fotografía 🙂 🙂 🙂 . Y bueno esto es lo que me ha salido.

Podría haber escogido mil imágenes distintas, pero esta es una de las posibles. Incluso podría no aparecer mi rostro, que en este caso representa menos del 2% de la foto. De hecho, aunque estamos acostumbrados a hablar de retrato para referirnos al físico,  incluso la RAE reconoce como retrato la “Descripción de la figura o carácter, o sea, de las cualidades físicas o morales de una persona”. Y es que el físico, es sólo una pequeña parte de un buen retrato, y esto podemos comprobarlo repasando algunos de los mejores retratos de la historia del arte.

En un buen retrato, o autorretrato, como en cualquier buena fotografía, no debe dejarse nada al azar, a no ser que ese sea nuestro propósito. Y hay que aprovechar todos los recursos que el medio nos ofrece, y digo todos. Te doy algunas pistas: en este caso como puedes observar, la foto está en blanco y negro, es una foto algo imperfecta, con un ligero desenfoque en el objeto principal, el formato es horizontal, con una cuidada asimetría, con superposición de varios planos, etc. etc. Aunque todo esto, no es sólo propio de un retrato, se trata simplemente de leer una imagen, algo, a lo  que como he dicho muchas veces, paradójicamente no nos han enseñado, en este mundo tan adicto a consumir  imágenes compulsivamente.

En cualquier caso, a mí, me convence esta imagen como autorretrato, claro que en unos años será otra cosa, pues según los científicos cada 7 años aproximadamente, cambiamos todas las células del organismo, incluso las neuronas, luego inevitablemente cualquier retrato,  como mucho, quedará obsoleto a los 7 años.