El contacto con nuestra fuente

Puesta de Sol con Luna en la Dehesa de Zacatena

Puesta de Sol con Luna en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Hace unos días, en un programa de tv. un señor de una edad bastante avanzada, y que según dijo había sido agricultor toda su vida, decía algo que creo que en el fondo todos sabemos. Decía que gran parte de la culpa de los males que acechan nuestra sociedad, es que hemos perdido el contacto con la naturaleza, que nuestra única relación con ella es para destrozarla.
Mientras contemplaba este paisaje, y mientras hacía esta foto, yo tuve ese mismo pensamiento. La pérdida de contacto del hombre con su fuente, con sus orígenes, hace que el ser humano se encuentre perdido, desconectado. Y que busquemos “la felicidad” en elementos tan superfluos como las posesiones (que no digo el utilizar las cosas), hacer turismo (que no digo viajar, que es otra cosa) y tantas otras superficialidades. Olvidando que la felicidad está dentro de nosotros mismos, en comprender que somos parte de esa naturaleza, de esa maravilla de la creación.
Esto tratan de inculcárnoslo hoy en día muchos pensadores, científicos y filósofos, pero me pareció curioso escuchárselo a una persona, que en cierto modo parecía estar un poco alejada del ruido de la civilización, que vivía en un pueblecito bastante aislado, y que seguramente no había tenido acceso a todas estas corriente de pensamiento, y que por lo tanto hablaba desde su propia experiencia.
No hay nada como contemplar reposadamente un espectáculo como el de esta imagen, para sentirnos unidos a nuestra fuente y valorar la grandeza de la que formamos parte. Y por supuesto que esta foto no está manipulada, ni antes, ni después de hacerla, salvo por la inevitable alteración que producen los mecanismos de los torpes dispositivos y tratamientos digitales, utilizados para su captura y exposición ¿Quién soy yo para creer que puedo mejorar esa realidad?
Model PENTAX K-1
Shutter Speed 1/60 s
F-Number f/5.6
ISO ISO 1600
Focal Length 93 mm

Fui por las grullas y me quede por… los cielos. (IV)

 

Puesta de Sol en una Dehesa con tonos malvas y rojos

Anocheches en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Para mi sorpresa la sinfonía de colores continuo con rojos sangre entre las encinas y un telón malva de fondo que colgaba de lo más alto del cielo.

Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Model PENTAX K-1
Shutter Speed 1/60 s
F-Number f/6.3
ISO ISO 1600
Focal Length 500 mm
Date/Time Original 06/02/2019 19:10:04

Fui por las grullas y me quede por… los cielos. (III)

Puesta de Sol en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Puesta de Sol en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Pocos minutos después el cielo se tiño por completo de ese rojo fuego intenso. Para entonces el alegre gruir de las grullas había desaparecido y parecía que el Sol fuera a arrasar todo rastro de vida.

Fui por las grullas y me quede por… los cielos. (II)

Puesta de sol en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Puesta de sol en la Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Como ya apuntaba en mi entrada de ayer. A los tonos sepias y naranjas, siguieron el rojo fuego, tal como reflejo en esta otra instantánea. Hasta que prácticamente todo el cielo quedo teñido de rojo, tal como veréis en la foto que subiré mañana.

Model PENTAX K-1
Shutter Speed 1/125 s
F-Number f/5.6
ISO ISO 1600
Flash Off, Did not fire
Focal Length 240 mm
Date/Time Original 06/02/2019
Lugar: Dehesa de Zacatena (Daimiel)

Turistas – Diario fotográfico 2018 (9/11/2018)

Una pareja de turistas orientales fotografiando el reloj de la Plaza Mayor de Ciudad Real

Es difícil viajar hoy a cualquier sitio donde no te encuentres con otros turistas. Gente viajando simplemente por el placer de viajar y que acostumbran a llevar sus cámaras digitales o móviles para hacer fotos. Claro que los turistas de hoy en día no tienen nada que ver con los viajeros de otros tiempos, con los fotógrafos que recorrían el mundo para mostrarnos todos sus rincones, muchas veces de lugares inexplorados. Pero incluso sin hablar de fotógrafos o aventureros, la gente que viajaba simplemente por curiosidad, por conocer otras gentes y países, tenían otro concepto del viaje. Un viaje era una aventura y a veces lo importante no era el destino sino el viaje en sí. Cuesta imaginarse eso hoy en día, cuando, por poner un ejemplo, ves a la gente irritarse porque su vuelo se ha retrasado quince minutos o unas horas, da igual, y hay  esperar en un aeropuerto en el que por cierto hay toda clase de servicios y comodidades, o al menos sin tener que aguantar a la intemperie, muchas veces en climas hostiles y posiblemente con temor a quedarse con las contadas provisiones que se habían preparado para el viaje. U ofuscarse porque el hotel que se había contratado previamente no tiene un buffet a la altura de las expectativas.

En otro orden de cosas. También me llama la atención que cuando hacemos fotos de viajes solemos intentar eludir, no sé si apropósito o de forma inconsciente la presencia de turistas en nuestras imágenes. Son muchos los fotógrafos, profesionales o aficionados, que realizan fotos de aborígenes del lugar visitado, pero como digo pocas veces se retratan a los propios turistas, y eso que muchas veces sus formas de actuar y sus reacciones suelen ser muy curiosas.

Esta foto la he hecho en la plaza de Ciudad Real, donde habitualmente se aglutinan una gran cantidad de turistas todos los días para ver el toque de campanas de reloj, a las 12:00h cuando salen los personajes del Quijote, algo que en realidad, parece que no es demasiado apreciado por los propios lugareños. Un poco más a la derecha había un nutrido grupo de turistas fotografiando con sus cámaras la fachada del reloj. Pero yo preferí  fotografiar a esta pareja de turistas orientales que estaban entusiasmados con este “acontecimiento”, pues le daba un toque exótico a algo tan manchego como el quijote.

Shutter Speed 1/250 s
F-Number f/4.5
ISO ISO 100
Exposure Bias Value 0.00 eV
Metering Mode Spot
Flash Off, Did not fire
Focal Length 63 mm
Date/Time Original 09/11/2018 11:59:32