Los arboles hablan con mi cámara.

Parece que los árboles se comunican entre sí, tanto a través del aire como del subsuelo. Para escuchar y comprender su lenguaje se necesita silencio y contemplación.
 
La imagen la he obtenido con la Mamiya RB67 S, cámara de película fotográfica, de formato medio. Y la he revelado con revelador Kodak T-MAX. Después le he aplicado un duotono. (en esta entrada de mi blog explico brebemente que es un duotono: https://www.ciberquijote.com/dedaimiel/wp1/monolito-en-duotono/
 
Esto ha sido posible, porque al final conseguí reparar el problema de estanqueidad a la luz que tuve con la Mamiya Rb67 S. Está es una cámara de formato medio con la que se obtienen unos negativos de 6 x 7 cms. Una cámara muy pesada, pero con la que se disfruta un montón.
 
Por si a alguien le interesa en mi canal de Youtube expliqué como hacer esta reparación: https://youtu.be/VTkNhHCcaPY
Cámara: Mamiya RB67 pro S
Lente: Secor 90mm
Película: Ilford FP4 plus
Revelador: Kodak T-Max
f: 11
v: 1/125
Post-Procesado: Duotono

Un paseo con el viejo Pentax 50mm

Pentax

Asahi_pentax_50mm_1_7

Reconozco que soy un poco fetichista con los dispositivos fotográficos. Y que me chiflan las cámaras, lentes, fotómetros y demás artilugios antiguos. Ayer por la mañana salí a hacer fotos con un objetivo que en realidad he usado muy poco. El Asahi Pentax-A SMC 50mm, 1,7. Uno de esos objetivos de los de antes, de construcción metálica, con sus marcas de distancias y profundidad de campo, con selector de diafragma en el propio objetivo, y eso sí, de enfoque manual.

Mi único propósito disfrutar del paseo y del placer de utilizar este objetivo, viendo un poco hasta donde se puede llegar con él, con una cámara digital de las actuales. Y digo esto porque en muchos foros se dice que estas lentes no están preparadas para las actuales cámaras digitales ni por la capacidad de resolución de sus cristales ni por el tratamiento que llevan. Pero a mí me gusta el look que impregnan en las capturas, realmente se nota algo especial.

En total hice 36 fotos, que quitando unas cuantas mal enfocadas (debido a que el enfoque manual no se lleva muy bien con mí presbicia) y alguna que era repetitiva se han quedado en 26, más la foto del propio objetivo que también la pongo.