Un paseo con el viejo Pentax 50mm

Pentax

Asahi_pentax_50mm_1_7

Reconozco que soy un poco fetichista con los dispositivos fotográficos. Y que me chiflan las cámaras, lentes, fotómetros y demás artilugios antiguos. Ayer por la mañana salí a hacer fotos con un objetivo que en realidad he usado muy poco. El Asahi Pentax-A SMC 50mm, 1,7. Uno de esos objetivos de los de antes, de construcción metálica, con sus marcas de distancias y profundidad de campo, con selector de diafragma en el propio objetivo, y eso sí, de enfoque manual.

Mi único propósito disfrutar del paseo y del placer de utilizar este objetivo, viendo un poco hasta donde se puede llegar con él, con una cámara digital de las actuales. Y digo esto porque en muchos foros se dice que estas lentes no están preparadas para las actuales cámaras digitales ni por la capacidad de resolución de sus cristales ni por el tratamiento que llevan. Pero a mí me gusta el look que impregnan en las capturas, realmente se nota algo especial.

En total hice 36 fotos, que quitando unas cuantas mal enfocadas (debido a que el enfoque manual no se lleva muy bien con mí presbicia) y alguna que era repetitiva se han quedado en 26, más la foto del propio objetivo que también la pongo.

¡Qué bonito! Diario fotográfico 2018 – final – (16/12/2018)

Paisaje de un humedal (Navaseca, en Daimiel) con un cielo azul en el que hay algunas nubes

¡Que bonito! Diario fotográfrico 2018 – final – (16/12/2018)

Aunque aún quedan algunos días para terminar este año, hoy daré por concluido este diario fotográfico 2018, pues en las próximas semanas tengo varios viajes y aunque por supuesto seguiré haciendo fotos, quizás no pueda conectarme a Internet con la suficiente calma para subir y comentar las fotos. En cualquier caso ha sido un bonito reto, el poner una foto diaria y comentar algo sobre la misma, y esto me ha llevado también a adentrarme en otro tipo de fotografía, como la “fotografía de calle” o “Street photography”, que por cierto, no hay que confundir con “la fotografía en la calle” en la que la calle es simplemente un marco físico.

En cuanto la foto de hoy, realizada esta tarde en Navaseca, la he seleccionado entre las candidatas (hoy tenía más de 20 para elegir) , porque me resultaba interesante por dos motivos: Uno es que se está comentando últimamente en algunos foros el hecho de cómo han desaparecido algunos de los álamos que teníamos en este humedal. Y efectivamente así es. En este rincón concretamente de los tres que había sólo ha quedado uno en pie. Claro que era algo predecible, pues estos árboles están muertos mucho tiempo, y sus troncos podridos por el agua se han acabado partiendo con algún golpe de aire.

Es algo lamentable, claro que sí, sobre todo los que acostumbramos a hacer fotos por allí, pues daban mucho juego para las composiciones fotográficas. Pero la naturaleza es así y todo tiene su comienzo y su fin. Eso claro está, no quita que se plantaran algunos árboles más aptos para sobrevivir en estos entornos.

Y la otra razón de poner esta foto es porque me hacía reflexionar sobre lo fácil que es hacer fotos bonitas de cosas bonitas. Y como muchas veces ocurre y ya nos advierte Eduardo Momeñe en su obra “La visión fotográfica”:

“Muchos confunden la visión fotográfica con la presencia, a veces abrumadora y hasta aplastante, de los hechos fotografiados, ya que relacionan la calidad de su fotografía con la calidad del acontecimiento exterior, la belleza del mundo con la belleza de la fotografía. “

Esto no sólo es verdad para la fotografía, sino para el resto de las disciplinas artísticas. Ya Gombrich, en su Historia del Arte nos decía, al comentar el retrato de Durero a su madre:

“En efecto, de pronto descubrimos que la hermosura de un cuadro no reside realmente en la belleza de su tema.”

De hecho hoy en día, la fotografía, la gran fotografía, es más acorde con esta idea del arte contemporáneo donde la belleza es cada vez más un elemento menos importante.

No obstante, si observamos los comentarios, o más bien diría escuetos comentarios, que se prodigan sobre las fotos en las redes sociales, los más usuales son: muy bonita, preciosa, una belleza… Y calificativos similares. Y supongo que es algo natural, el mismo Gomgrich también advierte de ello “A la mayoría de la gente le gusta ver en imágenes lo que se gustaría ver en la realidad. Se trata de una preferencia natural”.

Como ejemplo de estas preferencias tenemos mil: Las puestas de Sol, un cisne en el agua, una rosa, etc. Habría que averiguar de dónde vienen estas preferencias, si son algo genético, o cultural. Yo siempre me pregunto ¿por qué a la gente le gustan tanto las puestas de Sol?. Y no me refiero claro a aquellas hechas con sensibilidad, y que realmente aportan algo distinto, sino de todas aquellas repetidas hasta la saciedad. Incluso aquellas postales horteras con una silueta de una pareja, se supone que de enamorados, en primer plano, que es ya casi un icono de la chabacanería; pero de la que todos los días se hacen cientos de ellas similares. No sé, supongo que somos animales de costumbre, que nos gusta ver y hacer lo que otros ven y hacen. Y que eso es una forma de vernos integrados en la sociedad. Yo cuando me quiero sentir un animal más social le doy un “me gusta” a una de estas imágenes, y realmente, me siento mejor persona ¿lo has probado?

Model PENTAX K-1
Shutter Speed 1/500 s
F-Number f/5.6
ISO ISO 100
Exposure Bias Value 0.00 eV
Metering Mode Spot
Flash Off, Did not fire
Focal Length 28 mm
Date/Time Original 16/12/2018 16:57:42

mi página: https://tinyurl.com/web-dedaimiel
mi flickr: https://tinyurl.com/flickr-dedaimiel
mi youtube: https://tinyurl.com/youtube-dedaimiel
mi facebook: https://tinyurl.com/facebook-dedeaimiel