Campo de amapolas en la tormenta

Campo de amapolas en la tormenta
En primer puesto, en cuanto a número de entradas en mi página de Flicrk, con más de 11.000 visualizaciones, se encuentra esta imagen titulada “Campo de amapolas en la Tormenta”. Una imagen que puede considerarse una secuela de la trilogía “Historia de una tormenta” que formó parte de la exposición “Paisajes para la Solidaridad”.
La foto fue también incluida en el n. 12 de la revista IRIS, publicada por la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (AEFONA).

A pesar de usar una cámara estanco a las inclemencias del tiempo, y por precaución, utilice una funda protectora de plástico que sólo deja al descubierto la parte frontal del objetivo.
En la toma se utilizó un filtro polarizador para seleccionar los contrastes que más me interesaban a la vez que para proteger la parte expuesta del objetivo.

Aquella tarde de la primavera del 2011 fue muy fructífera fotográficamente hablando pues realice al menos cien fotografías, casi todas ellas muy válidas debido a unas magníficas condiciones de iluminación y la espectacularidad de los cielos.

La foto cumple con los criterios “only raw”: No se realizó ningún procesado parcial, tan sólo revelado general ajustando niveles y máscara de enfoque.

Si quieres ver las tres imágenes previas que formaban parte de la trilogía este es el enlace al álbum de Flickr: https://www.flickr.com/p…/dedaimiel/albums/72157634007513665

_________________________________________________________________

Pentax K7 – Tamron XR DiII 18-200mm F3.5-6.3 (A14)
1/100s
f/6,3
ISO: 200
WB: Daylight
filtros:Polarizador Kenko
Procesado:Niveles, contraste y saturación.
Lugar:Inmediaciones del “Molino de Griñón” (Daimiel)
FEcha: 14/05/2011 – 20:14 h.

 

En la luz, bajo la tormenta, y un haiku (serie amapolas n. 21 )

Campo de amapolas bajo nubes de tormenta

En la luz, bajo la tormenta, y un haiku (serie amapolas n. 21 )

Foto realizada la semana pasada, en estas tardes de nubes que van y vienen, y que de repente dejan pasar un rayo de Sol para iluminar un árbol, una casilla, o un campo de amapolas como en este caso. Momentos inesperados e irrepetibles, y que la fotografía como los haikus nos permiten inmortalizar de una forma sencilla y sin artificios, como la propia naturaleza.

En la tormenta

el campo de amapolas

recoge la luz.

Shutter Speed 1/90 s
F-Number f/8
ISO ISO 280
Focal Length 53 mm

 

Amapolas en la tormenta (serie amapolas – n. 7)

Amapolas en la tormenta (serie amapolas - n. 7)

Amapolas en la tormenta.

Esta imagen pertenece a la misma secuencia de la que subí ayer ( la n. 5) , en una fase distinta de la tormenta, con un plano más amplio e introduciendo un elemento adicional un árbol en la lejanía. La imagen pierde el carácter minimalista de la anterior pero da una mayor sensación de espacio y nos aporta más información del paisaje que el fotógrafo (en este caso yo) estaba viendo en ese momento. La imagen esta tomada desde el mismo punto de vista que la anterior, pero observar en los datos EXIF que en este caso utilice una longitud focal de 33mm, mientras que en la anterior era de 300mm.

Shutter Speed 1/100 s
F-Number f/4
ISO ISO 200
Focal Length 33 mm

Amapolas después de la tormenta (serie amapolas – n. 6)

Amapolas después de la tormenta

Amapolas después de la tormenta

Esta foto además de en la serie amapolas, está incluida también en otra serie denominada “Historia de una tormenta”, pero como en ella predominan las amapolas creo que también está aquí bien incluida. Aun recuerdo el gran chapetón que calló esa tarde y como llegue a casa empapado hasta los huesos, pues fue una de esas típicas tormentas de primavera que no te esperas.

Después de la tormenta la atmósfera suele quedar muy limpia, a parte que suele haber unas condiciones de luz espectaculares, por lo que aquella tarde las dos tarjetas de memoria que llevaba de 16G se me quedaron cortas.

Shutter Speed 1/100 s
F-Number f/6.3
ISO ISO 200
Focal Length 200 mm

A la caza de tormentas.

A la caza de tormentas

A la caza de tormentas

La fotografía, como sabemos, no es algo verdadero. Es una ilusión de la realidad con la cual creamos nuestro propio mundo privado. Arnold Newman

Al ver esta imagen, realizada la semana pasada, me venía a la cabeza esa frase de Arnold Newman, con la que encabezo la entrada, y quizás sea porque en la imagen que os presento hoy hay mucha verdad y al mismo tiempo mucha mentira, pero eso sí, una parte de mi mundo privado.

Por poneros un poco en situación, se le ocurrió a mi hija, que aprovecháramos una de las tardes de la semana pasada para ir a “cazar tormentas”, algo que no hacía, desde hace mucho tiempo, aunque siempre me ha gustado, y es que con los años, a veces parece que ya estás de vuelta de todo, y dejas hacer cosas que te gustan, sin saber bien por qué. El caso es, que allí estábamos, bajo un tremendo chaparrón y un fuerte aire racheado, debajo de un pequeño paraguas, más preocupados de que no se mojará el objetivo, o que se fuera por los aires todo el equipo, que de nosotros mismos. Pasamos un rato genial, aunque eso sí, llegamos a casa calados hasta los huesos.

Hasta ahí, lo que hay de verdad en la foto, y que realmente, no se ve. Pero, como puede comprobarse, la iluminación es un tanto rara, tiene un aire onírico, poco creíble. Y es que en realidad, esta imagen tal cual, no se dio en ningún momento, es el fruto de la iluminación producida por los rayos que cayeron a todo nuestro alrededor durante los 15 segundos que estuvo expuesto el sensor. Y yo conté al menos cuatro.

Yo, sin embargo, juraría que sí que lo vi, que si que viví ese momento, tal cual, que sí que existió esa imagen. Aunque como decía Newman, quizás sea solamente una ilusión. Una ilusión que pertenece sólo a mi propio mundo privado.

Estos son los datos básicos de la image:
Model PENTAX K-5 II s
Shutter Speed 15 s
F-Number f/5.6
ISO ISO 80
Focal Length 10 mm
Date/Time Original 25/05/2017 20:58:55

Y aquí tienes un enlace a la galería con algunas de mis fotos de tormentas: (Pulsa aquí, si no ves la imagen con el enlace desde el móvil)