Fotografiamos con todo lo que somos.

Fotografiamos con todo lo que somos.

Un fotógrafo no hace fotos solo con su cámara, las hace con los libros que ha leído, las películas que ha visto, los viajes que ha hecho, la música que ha escuchado y las personas que ha amadoAnsel Adams

Cuando llevas dentro el gusanillo de la fotografía, casi constantemente y por todas partes vas viendo encuadres interesantes, luces increíbles, nuevas composiciones. Es algo que no puedes quitar de tu vida cotidiana, desde que sales de casa por la mañana hasta que te acuestas. Todos los lugares por los que pasas tienen algo que ofrecer. A veces te recuerdan composiciones que ya has visto en otros fotógrafos, otras veces parecen ser totalmente originales, aunque quizás sólo eso, solo lo parecen. Pero en cualquier caso te hacen ver que estas vivo, que estas interpretando el mundo a tu manera, en base a una serie de capas que has ido forjando en tu mente. Las influencias pueden venir de muchos sitios, libros, películas, obras de arte…, que al final es lo que  realmente forma a los grandes fotógrafos, mas halla de las cuestiones técnicas.

En la imagen que pongo como entrada, tomada ayer al atardecer, mientras realizaba una caminata familiar, no puede dejar de pasar esas estupendas condiciones de luz sin realizar una foto. Las improvisadas, o mas bien, sufridoras modelos, estaban avisadas. No es un robado. Pues tuvieron que situarse en la zona en la que daban los últimos rayos de Sol, y de forma que no fueran tapadas por ninguna de las ramas que hay en el primer plano y que me sirven para encuadrar la imagen, dando sensación de una foto improvisada.

Dejar un comentario