El eclipse del 20 de marzo de 2015

Pasado mañana, 20 de marzo, tendremos un mal llamado eclipse solar, que en realidad debería llamarse eclipse terrestre, pero el caso es, que si las nubes lo permiten, podremos ver como la Luna  va cubriendo parcialmente el Sol hasta aproximadamente un 70% de su superficie visto desde nuestro país.

Cómo es normal, para los aficionados a la fotografía esto tiene un gran atractivo, y por si acaso a alguien le vale de algo aquí poco algunas notas sobre mi experiencia.

En primer lugar las medidas de precaución:

– Mirar el Sol en un eclipse no es ni más ni menos peligroso que hacerlo otro día cualquiera, lo que ocurre es que al querer contemplar un fenómeno poco habitual nos detenemos en ello más de lo que sería normal y entonces es muy, muy peligroso, y más aún porque al estar parcialmente cubierto somos aún menos conscientes de su peligro. Por lo tanto, NO MIRAR AL SOL DIRECTAMENTE BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA. No valen radiografias, cds, ni nada por el estilo, ni siquiera todas las gafas de soldador son aptas. Pero para informarte sobre esto lo mejor es que veas este enlace del Observatorio Astronómico Nacional.

– Tampoco podemos mirar a través del ocular de la cámara, esto es aún más peligroso que hacerlo directamente pues la lente concentra los rayos del Sol.

– Es mejor mirar a través de la pantalla. Pero ojo, que podemos cargarnos la cámara si realizamos una exposición demasiado prolongada.

– Lo mejor es usar filtros específicos como una lámina de Baader, de las que se usan en astronomía. Son muy económicas, y es muy fácil acoplarlas aunque sea de forma casera delante del objetivo. En su defecto y para tiempos de exposición no muy largos podemos usar filtros neutros de densidad  4, 6 e incluso 8.

– Los tiempos y velocidades de exposición pueden estar sobre f8, 1/500s a 100 ASA. Pero podemos jugar con diferentes velocidades.

– Cuanto más lenta sea la velocidad de obturación obtendremos una  aureola más ancha.

– Si queremos que el tamaño del Sol no sea demasiado minúsculo necesitaremos un teleobjetivo de entre 200mm y 400mm.

– Y si no queremos arriesgarnos con cargarnos nuestro equipo, podemos buscar otro tipo de tomas más creativas:

Las fotos que pongo en esta entrada fueron realizadas con un móvil, en el eclipse parcial que tuvo lugar el 10 de Abril de 2005. Lo que se ve en el suelo, es el Sol parcialmente cubierto por la Luna, y repetido cientos de veces. ¿Por qué ocurre esto?, pues muy sencillo. La luz pasa entre los huecos que deja el follaje de los árboles, y por cada hueco por el que pasa se ve un Sol proyectado en el suelo. Es como una gran cámara oscura.

En este otro enlace puedes ver el horario en que será visible el eclipse en nuestro país. Y ya sabes, sobre todo, mucha precaución: Puedes dañar seriamente tu equipo, y lo que es peor tu vista.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.